Desde Pueblos Unidos nos sumamos a esta causa por los derechos de las empleadas del hogar.

El 16 de junio de 2011 la Organización Internacional del Trabajo adoptó el Convenio 189 sobre el trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos. Este Convenio busca revertir la histórica injusticia social y de género entre la invisibilidad y escaso reconocimiento que se le da al trabajo doméstico y su papel fundamental para el desarrollo, tanto en el ámbito productivo como en el reproductivo.

Desde el Servicio Jesuita para Migrantes recogen firmas y adhesiones para apoyar esta reivindicación de las trabajadoras de hogar y de cuidados, que llevan años luchando por el reconocimiento de sus derechos. Y desde Pueblos Unidos nos unimos a esta causa.

El Convenio 189 (*) de la OIT (Organización Internacional de Trabajo) se aprobó hace 10 años pero muchos países, entre ellos España, siguen sin haberlo puesto en marcha.

Lee el MANIFIESTO COMPLETO AQUÍ.

¡Y SÚMATE A ESTA CAUSA!