Artículo de José Luis Pinilla, SJ en Vida Nueva digital. Un velero con 160 migrantes… canarios…

Caminos de ahora. Por tierra, mar y aire, como el de la mayoría de nuestros “vecinos”, en este caso, el de migrantes venezolanos, a quienes ya desde hace años la Iglesia quiere poner en primer plano. Recuerdo que así me lo decía hace pocos años Fabio Baggio, actual Subsecretario de Migraciones del Vaticano. Un buen tipo. Y que el plan actual para la regularización que ha efectuado Colombia de casi un millón de migrantes venezolanos ha puesto sobre el tapete los efectos beneficiosos que una sana regularización migratoria produce.

LEER ARTÍCULO COMPLETO HACIENDO CLIC AQUÍ