Ha sido un año extraño… lleno de incertidumbre y cambios. 

No hemos podido realizar la asamblea final de curso pero no por ello queremos dejar de agradecer a los más de 166 voluntarios, estudiantes de prácticas y tantísimas personas que diariamente con esfuerzo, confianza y generosidad han seguido demostrando su entrega y compromiso con la entidad y la justicia social.

Este año tanto a nivel presencial en los primeros meses del curso como por vía telefónica durante el Estado de Alarma hemos seguido acompañando a las personas migrantes.
Deseando que os encontréis bien de salud ¡nos vemos en septiembre!

Un abrazo